¿Por qué importa tanto la calidad de las traducciones?

Muchas empresas tienden a ahorrar en costes a la hora de traducir sus contenidos. Si bien una traducción rigurosa puede llevarse un buen bocado de su presupuesto, los beneficios que reportan son infinitamente superiores. Los procesos de internacionalización son siempre arduos y costosos, pero abrirse a otros mercados multiplica sus opciones de ventas. Entonces, en un proceso tan importante, ¿cómo se puede plantear ahorrar en cómo se van a presentar los contenidos, que son el vehículo de comunicación más valioso?